Causas de la infertilidad masculina y femenina

Es un mito que la infertilidad sólo pueda adjudicarse a la mujer. La importancia de visitar a un médico.

La infertilidad es un problema que afecta a un porcentaje significativo de parejas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como “la incapacidad de una pareja sexualmente activa, que no emplea métodos anticonceptivos, de lograr el embarazo en el plazo de un año“. Este trastorno afecta tanto a la mujer como al hombre.

Hay muchas razones por las cuales una pareja no logra dicha concepción, y sabemos que ambas partes juegan un papel importante y por igual, es un mito que la mujer lleve la mayor parte en esto. Por lo tanto, lo recomendable si estás buscando un bebé y no quedás embarazada, es que visites a un médico con tu pareja para obtener diagnóstico.  

Infertilidad masculina:

Son varias las causas de que pueden llevar a la infertilidad y esterilidad masculina, siendo las más frecuentes las siguientes:

  • Infección del tracto seminal, alteración de la función y estructura de los espermatozoides.
  • Alteración de la estructura uretral, testículos y/o próstata.
  • Factores ambientales, profesionales, stress.
  • Obstrucción secundaria del tracto seminal.
  • Alteraciones hormonales difusas o mixtas como desequilibrio tiroideo y de hormonas sexuales masculinas.
  • Enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, hipertensión arterial.
  • Alteraciones hepáticas.
  • Esclerosis múltiple.
  • Existen otras causas como importante consumo de alcohol, drogas, tabaco, disfunción eréctil, que también dificultan o impiden la fertilidad en el hombre.

Infertilidad femenina:

Las causas de infertilidad femenina son múltiples y por tanto no existe un sólo tratamiento para curar la infertilidad. El tratamiento depende de la causa.Las principales causas de infertilidad y esterilidad femenina son:

  • Útero, Ovarios, Vagina, Cérvix (cuello) por malformaciones, adenomiosis, infecciones,  tumores, adherencias.
  • Trompas, por obstrucción originada principalmente por endometriosis, infecciones, malformaciones, ectópicos antiguos y tumores.
  • Enfermedad Inflamatoria Pélvica, por infecciones y endometriosis.
  • Desajustes hormonales como pobre producción de progesterona que condicione anovulación.
  • Enfermedad de la tiroides.
  • Trastornos de alimentación.
  • Adicciones: alcohol o drogas.
  • Enfermedades hepáticas que afectan el metabolismo de los estrógenos.
  • Diabetes.
  • Tabaquismo.
  • Edad avanzada.


La alimentación y un buen aporte de minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales son básicos para generar un ambiente adecuado para la concepción.

Siempre habrá que recurrir a un médico especialista para hacer las pruebas diagnósticas específicas y, en caso de detección de alguna anomalía, realizar el tratamiento más adecuado.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA