¿Cómo debo alimentarme para busar un bebé?

Al buscar un bebé, tenés que cambiar algunos hábitos: ¿sabés cuáles?

Cuando empieces a buscar tu bebé, es altamente recomendable que simultáneamente comiences a modificar los hábitos contraproducentes, de forma de que el cuerpo esté en condiciones óptimas para la gestación del bebé al momento de la concepción.

Lo ideal es que la mamá no tenga exceso de peso al comenzar el embarazo. Todos los especialistas sugieren realizar una dieta saludable y equilibrada en nutrientes. Es importante que la alimentación sea especialmente rica en ácido fólico, ya que éste es fundamental para la fijación del hierro y la prevención de la anemia.

Otro factor importante a tener en cuenta es la hidratación: las mujeres embarazadas deben consumir al menos dos litros de agua por día. Puede también reforzarse el consumo de jugos de frutas naturales, que además de aportar hidratación, brindan distintos nutrientes de vital importancia para el embarazo. Por supuesto, también se recomienda evitar el consumo de bebidas con contenido alcohólico y abstenerse de la ingesta de ciertos medicamentos y/o drogas.

En caso de que hayas comenzado con la búsqueda del embarazo y te receten algún medicamento, comentale al profesional que existe la posibilidad de que estés embarazada, para garantizar que lo que te esté prescribiendo no afecte la gestación.

Es ideal realizar una consulta específicamente con un nutricionista, ya que sabrá asesorarte también sobre la alimentación necesaria para cada una de las etapas del embarazo y del desarrollo de tu bebé.

Dejar de fumar

Es muy sabido que el fumar es altamente perjudicial para el embarazo y la salud del bebé. En caso de que estés planificando tu embarazo y seas fumadora, te recomendamos dejar de fumar unos meses antes de comenzar la búsqueda del bebé, no sólo para purificar tu organismo antes de engendrar un hijo, sino también para encontrar la manera de canalizar la ansiedad que produce, en la mayoría de los fumadores, el hecho de abandonar abruptamente el hábito.

Si bien hay médicos que autorizan a sus pacientes a consumir una cantidad mínima de cigarrillos por día durante el embarazo, te recomendamos que intentes no hacerlo y en todo caso busques un sustituto que te ayude a reemplazarlo.

El cigarrillo puede producir desde bajo peso en el bebé al nacer hasta malformaciones físicas y mentales.

Es importante que el hombre también acompañe a la mujer en el proceso de abandonar el cigarrillo. Si él fuma, sería muy bueno que entonces ambos abandonen el cigarrillo, antes, durante y luego del parto.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA