La importancia del ácido fólico

El ácido fólico es importante para las embarazadas, ¿sabés por qué?

El ácido fólico es un nutriente fundamental, al cual hay que prestarle suma atención antes de embarazarse ya que cumple un rol muy importante en la formación saludable del bebé. Además, colabora para llevar un embarazo a término, reduciendo las posibilidades de partos prematuros y bebés de bajo peso.

El ácido fólico se encuentra en los productos de la naturaleza que habitualmente se consumen en una dieta en pequeñas dosis. Al planificar un embarazo es muy probable que la mujer deba ingerir vía oral un suplemento multivitamínico que contenga ácido fólico. En ese caso, es el médico quien debe prescribir las dosis y los comprimidos adecuados.

La falta de ácido fólico en el mes previo y en los primeros meses del embarazo puede acarrear malformaciones congénitas en los órganos del sistema nervioso del bebé (cerebro, médula) ya que su conformación se produce en las primeras semanas de gestación.

Algunos alimentos son ricos en ácido fólico y pueden acompañar tu dieta: lentejas, soja, habas, pollo, espinaca, lechuga, melón, bananas y naranja. Es conveniente pedir al médico un complemento vitamínico para una dieta rica en ácido fólico.

 

Si bien en los últimos años se ha difundido ampliamente el tema del ácido fólico, es fundamental que al planificar tu embarazo consultes con tu médico sobre este y todos los temas que atañen a tu nutrición, para que él pueda indicarte específicamente lo que tu organismo necesita para tener un embarazo pleno y un bebé saludable.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA