¿Qué es la preservación de óvulos?

Preservar los óvulos para futuros embarazos es cada vez más común. ¿Sabés de qué se trata?

Hoy son cada vez más las mujeres y hombres que dejan la paternidad para más adelante, perdiendo de vista que la capacidad de concebir disminuye con el pasar de los años.
 
La preservación o vitrificación de óvulos es una técnica de fertilización que consiste en el congelamiento de tus óvulos a una temperatura de -196 grados, lo que implica la conservación de la fertilidad de los gametos, para que decidas el momento para planificar tu familia.
 
¿A qué tipo de mujeres aplica? Las que voluntariamente deciden retrasar su maternidad, por falta de pareja o porque prefieren darle prioridad a su carrera. El procedimiento implica aspirar sus óvulos, vitrificarlos y guardarlos hasta que momento en que quieran ser madres.
 
Además, se encuentra el grupo de mujeres que sufren una enfermedad oncológica: en éste caso, la agresividad de los tratamientos puede atentar contra la posibilidad de ser madre en el futuro.
 
También aplica para los hombres que padecen la enfermedad, para quienes ofrece la posibilidad de ser padres con sus propios gametos, independientemente de los tratamientos a los que se los someta.
 
Tras la estimulación, se vitrifican los óvulos y una vez que el tratamiento oncológica ha concluido se desvitrifican los gametos, se forman los embriones y se realiza el tratamiento correspondiente.
 
Pero, ¿los óvulos vitrificados tienen la misma calidad que los óvulos frescos? Tras el descongelamiento, los óvulos conservan la misma calidad. De hecho, esta técnica garantiza la supervivencia del 97% de los gametos.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA