El embarazo incrementa la caída del pelo: ¿mito o realidad?

¿Es verdad que durante el embarazado se te cae mucho el pelo? ¿Es posible evitarlo? Todas las respuestas, en esta nota.

El embarazo, además de traernos grandes satisfacciones, en algunas mujeres puede generar preocupaciones e incertidumbre, ya que cuando somos primerizas todo es nuevo y eso nos asusta, sobre todo el momento del parto. Ese estrés producido por lo mucho que pensamos en el futuro mientras nos va creciendo la pancita puede aumentar o provocar la caída del cabello.

No es un mito, es una realidad que estará presente en los nueve meses posteriores a la concepción y que se incrementa especialmente después de que damos a luz. Es importante que lo sepas para que no te inquietes ni te preocupes, ya que esto es producido por un nuevo ritmo hormonal, pero es normal en nuestro estado. Aunque es un mal que no tiene medidas preventivas y tratamiento eficaz, está demostrado que es un efecto transitorio que desaparece o se regulariza después de dos o tres meses del post-parto.

Te recordamos que aunque no existe nada para evitarlo si existen algunos consejos para tratarlo:

-       Evitar el uso de los acondicionadores de cabello

-       Evitar alisarse el cabello a temperaturas muy altas

-       Es aconsejable no secarse el cabello con secadora eléctrica

¿Qué hacer si el problema persiste? Si esta pregunta te inquieta entonces debés saber que  es necesario que utilices un suplemento de vitaminas (hierro y cisteína) para estimular los folículos pilosos del cuero cabelludo. Por otro lado, es importante asegurarte que este suplemento puede administrarse sin ningún inconveniente durante la etapa de lactancia.

Por último, te recomendamos que si utilizás tinturas lo más recomendable sería que compraras las de Henna, ya que no se recomienda que utilices tintes que contengan amoníaco ni antioxidantes durante el embarazo ni la lactancia. Aunque no está demostrado científicamente que tenga consecuencias negativas en el bebé, puede causar reacciones alérgicas en tu cuero cabelludo por tus bajas defensas después del parto.

¿Ya experimentaste pérdida de cabello en el embarazo? ¿Tomaste alguna precaución?


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA