Consejos para disfrutar del sol en el embarazo

¿Puedo tomar sol si estoy embarazada? Claro, pero con ciertas precauciones.

EL verano es una hermosa época para disfrutar del aire libre, y no solo cuando se viaja por vacaciones. Disfrutar del sol trae beneficios para la salud sin importar la edad, pero hay que tener cuidado y no abusar de la exposición. Ante los cambios corporales y hormonales que se presentan en el embarazo, hay que seguir ciertos consejos  para disfrutar de las tardes soleadas de verano.

La exposición al sol supone algunos beneficios. Dos de los principales son los de contribuir a mejorar el estado de ánimo y facilitar la síntesis de la vitamina D. La vitamina D permite una mejor absorción del calcio, elemento esencial para la formación y fortalecimiento de los huesos.

Para poder disfrutar mejor del sol durante el embarazo, te recomendamos que sigas estos consejos:

•    Las exposiciones al sol durante el embarazo deben realizarse en períodos breves, evitando siempre el horario entre las 10 y las 16 horas. Hay que utilizar protector solar, que debés aplicártelo 30 minutos antes de cada exposición.

•    Durante el embarazo se producen cambios hormonales que pueden provocar manchas luego de la exposición solar. Las manchas se denominan melasma, tienen forma de alas de mariposas de colocr marrón claro y aparecen especialmente en la cara. Para evitar su aparición, lo recomendable es que utilices una pantalla solar con máxima protección.

•    En los días nublados también te podés quemar, porque las nubes no detienen los rayos ultravioleta. Por esta razón, si estás embarazada es fundamental que uses protección solar inclusive en esos días.

•    Aunque te protejas en la sombra debés utilizar protector solar, ya que las superficies que reflejan el sol, como la arena, el agua, la nieve o el cemento pueden irradiar más de la mitad de los rayos solares.

•    Durante el embarazo hay que renovar la aplicación del protector solar como mínimo cada dos horas, y especialmente después de una zambullida en la pileta o el agua de mar.

•    Para evitar la insolación y el pelo dañado por el sol, nada mejor que utilizar gorros y sombreros.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA