Cremas anti estrías, ¿cuál elegir?

¿Tenés líneas en la panza o el pecho? Podés tratar las estrías con algunas cremas.

Si estás transitando por el embarazo y te empezaron a salir unas líneas rojas en la piel de la panza; o si bien ya tuviste tu bebé e identificás esas  líneas pero en color blanco, es un hecho: las estrías dicen presente. Ahora en el mercado existen diferentes tratamientos para atenuarlas, y están disponibles para casi todos los bolsillos.

En primer lugar, una aclaración: es necesario la distinguir entre cremas para estrías y cremas anti-estrías. Ambas tienen diferentes componentes, pero igualmente te pueden ayudar a evitar los indeseables surcos color nácar. Las cremas anti-estrías son aquellas que ayudan a prevenir la aparición de las estrías aumentando la elasticidad de la piel. Si recién empieza tu embarazo y se está asomando la pancita, la crema anti-estrías es ideal para evitar que hagan su aparición.

En cambio, las cremas para estrías son aquellas que contienen ingredientes que aportan a la flexibilidad de la piel (ya perdida) y  a su vez, la regeneran. En caso de que ya hayas transitado el embarazo sin cremas y tu delicada piel se haya visto resentida, las cremas para estrías son ideales para ayudar a la recuperación de la piel afectada y disimular las molestas marcas.

Típs a la hora de comprar:

- Consistencia: Idealmente, elegir aquella que sea muy untuosa o pastosa. Aunque cueste colocarla, con un ligero masaje circular penetrará en las capas profundas de la piel.

- Ingredientes: Es preferible que elijas aquellas indicadas para embarazo, ya que están elaboradas con ingredientes seguros para el bebé. En caso de que quieras elegir una crema convencional, aseguráte que sea elaborada con ingredientes naturales e hipoalergénicos.

- Contenido neto: Una vez que selecciones la crema indicada para tu piel, debés chequear que el contenido neto alcance para una aplicación abundante en las zonas críticas 2 o 3 veces por día. A veces, los envases familiares o grandes son convenientes, porque a mayor cantidad, más barato el producto.

- Precio: Si aún no sabes cuál es la crema indicada para tu piel, podés recurrir a las muestras gratis. Igualmente, hay que tener en cuenta que hay muchas cremas que son caras simplemente por la marca pero no por los ingredientes de las mismas.

Tené en cuenta que la mejor recomendación es la de las consumidoras, por lo que podés consultar con otras mamás para ver qué cremas les resultaron mejores. Obviamente, si tenés un problema en la piel o dudas sobre si los ingredientes le van hacer algo al bebé, te recomendamos que consultes con tu médico.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA