Sexto mes

Desde el momento mismo de la fecundación, se inicia una serie de fenómenos en el organismo de la mujer, que inducirán cambios corporales y síntomas típicos en las distintas etapas del embarazo. En esta nota te contamos los principales síntomas del sexto mes de embarazo.

Sexto mes
Durante este mes del embarazo, se mantienen muchos de los síntomas de los meses anteriores. En esta nota te contamos lo síntomas nuevos que aparecen en este mes del embarazo.


Dolor y adormecimiento de las manos
“A veces me despierto por la noche porque me duelen las manos o se me entumecen los dedos”.
Si estos síntomas se manifiestan en el dedo pulgar, índice, medio, o mitad del anular, puede deberse a el síndrome del túnel carpiano, lo cual no es una entidad seria, y es más común en personas que realizan actividades manuales repetitivas tales como tocar piano, cortar con cuchillo, tipear a máquina, etc. También es más común durante el embarazo. Se debe a la compresión de un nervio llamado mediano, el cual transcurre por un túnel cartilaginoso en la muñeca. Como en otros tejidos, la acumulación de líquido hace que estos se hinchen, y es por ello que en personas predispuestas baste un poco de tumefacción para que el nervio se comprima y de manifestaciones en la zona que inerva. Como además las manos se hinchan por el edema normal, y esto es acentuado por acción de la gravedad, al final del día es cuando más se sienten los síntomas. Las molestias pueden afectar también la muñeca y el antebrazo. Evitá dormir sobre tus manos, hacé masajes en las mismas e ingerí adecuadas cantidades de potasio (bananas), y vitamina B6 (verduras). Si los síntomas son muy intensos y no responden a las indicaciones médicas, la cirugía para liberar el nervio de dicha presión, puede ser la solución.


Hormigueos
“Siento hormigueo en pies y manos. Puede ser un problema circulatorio?
No, no se trata de problemas circulatorios, y no se sabe que los causa. El sólo cambio de posición puede aliviar. La ingesta de magnesio puede ayudar también. Lo importante es que este síntoma no es signo de importancia durante el embarazo.


Calambres

“Los calambres nocturnos interfieren con el sueño”

Esta molestia tan común del embarazo, es causada por un déficit de calcio, así como también por un aumento de fósforo en la sangre. Por lo tanto es aconsejable la ingesta de calcio libre de fósforo, como es la administración de ciertos preparados farmacéuticos. Si tu médico está de acuerdo, la disminución del aporte de carne y leche puede ser también una forma, pero reemplazando de alguna manera las proteínas que ellos aportan, con otros alimentos.
Durante los frecuentes calambres de la pantorrilla, debés elongarla, llevando la punta de los dedos del pie hacia arriba, como apuntando a tu nariz. También el calor local o los masajes de la zona, pueden ayudar a aliviar el calambre.
Si el dolor es continuo y no calma con las horas, consultá a tu médico, ya que puede ser por la presencia de algún trombo sanguíneo en las venas de la región.


Hemorroides
“Tengo un sangrado junto con la defecación. Siento dolor intenso anal”.
Este sangrado, aunque proviene de muy cerca del canal del parto, no ofrece riesgos para el embarazo.
Las hemorroides son várices de las venas rectales. Entre el 20 y el 50% de las embarazadas lo padecen, y es causado por dilataciones de las venas internas o más frecuentemente externas, del recto. Algunas veces se produce un trombo (coágulo), en su interior, y esto produce intenso dolor. Otra entidad que puede dar dolor intenso durante el embarazo sin ser hemorroides, es la fisura anal, que es un herida pequeña en el margen anal.
Para disminuir la posibilidad de sintomatología de este tipo puede ayudarte seguir estos consejos:
* Evitá la constipación.
* Dormí de costado y no boca arriba.
* No hagas esfuerzos para defecar.
* Tomá baños de asiento en agua tibia salada dos veces al día.
* Higienizá minuciosamente la zona perineal, (área que va de la vagina al ano)
* Evitá picantes, café, té, alcohol.
* Consultá a tu médico sobre el uso de medicación específica.
Las hemorroides mejoran luego del nacimiento.


Picazón abdominal
“Me pica la panza cada ves más”
El aumento de volumen abdominal durante el embarazo, hace que la piel esté cada ves más tensa, lo cual produce cierta disminución de su humedad, y esto en algunas mujeres da prurito. Tratá de no rascarte o de hacerlo mínimamente. Usá cremas hidratantes o mejor aún, antipruriginosas, las cuales pueden ser recomendadas por tu doctor. Si el prurito es generalizado por todo el cuerpo, consultá a tu médico.

Las opiniones vertidas por el Dr. Marcelo Martinez son de carácter general y no interfieren con el criterio que cada obstetra particular tenga con su paciente.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA