Técnicas de relajación durante el embarazo

Embarazo y estrés no son una buena combinación. Estas técnicas te ayudan a bajar la velocidad.

Tomarse un tiempo para descansar y hacerlo cuando el cuerpo lo requiera es parte de la rutina diaria. Hay que tener en cuenta que tu cuerpo presenta en éste período grandes cambios que pueden hacerte sentir más cansada que antes. Si tenés la posibilidad, cuando te sientas cansada, rescostate un rato y relajate.

En caso de que trabajes, utilizá la hora del almuerzo para sentarte en un lugar tranquilo y mantené las piernas en alto. Una vez que vuelvas a casa ponete ropa cómoda, acomodate en un lugar tranquilo donde nadie te moleste, recostada sobre almohadones y sin interrupciones de teléfonos o celulares. Dedicá ese tiempo a estirarte y realizar varias respiraciones profundas.

Estos momentos de relajación son ideales para bajar el ritmo de la respiración y hacerla poco a poco más lenta. De esta manera, podrás conectarte con el bebé y mantener una comunicación. Obviamente, para llegar a un buen estado de relajación debés mantener un estado positivo, dejando de lado todas las preocupaciones.

A veces las tensiones del día se acumulan en todo el cuerpo pero se concentran en la cara y la cabeza. Estas pueden provocar molestias que se pueden aliviar con un simple masaje en las sienes, haciendo movimientos circulares con las yemas de los dedos. Resulta muy placentero que éste masaje lo realice el papá para relajarse juntos.

Los lógicos temores que se perciben durante el embarazo pueden agobiarte y provocar que te tensiones. Para relajarte, nada mejor que compartir estos temores y despejar las dudas con alguien más. Podés consultar con tu médico especialista todas las dudas que tengas en los controles que realices. También, podés consultar con otras mamás o familiares que ya hayan pasado por la dulce espera y sabrán aconsejarte sobre su experiencia de maternidad.

Compartí con otras mamás, ¿qué técnicas de relajación usás para alejar las tensiones del día?


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA