Trabajos peligrosos durante el embarazo

Trabajo y embarazo son compatibles, pero ¿qué riesgos hay que evitar?

Las mujeres duplicamos las preocupaciones durante el embarazo, porque debemos cuidar no sólo nuestra salud sino también la del bebé. Algunas actividades laborales resultan más peligrosas que otras durante el embarazo: por eso es importante evaluar cuáles son los factores de riesgo a los que podés estar expuesta para extremar las precauciones y disfrutar de tu embarazo trabajando de manera segura.

Debés estar atenta a los posibles peligros durante los nueve meses del embarazo. Sin embargo, los primeros tres meses son claves para evitar defectos de nacimiento o abortos espontáneos. Los últimos meses también son delicados y la prevención debe intensificarse para evitar partos prematuros o un bajo peso en el bebé.

Los siguientes son algunos de los trabajos en los que se presentan más riesgos para la madre y el bebé, y por lo tanto requieren mayores cuidados:

•    En laboratorios, imprentas, salones de belleza, y todos aquellos lugares en los que estés expuesta o manipulando sustancias químicas: hay solventes, tintas ó diferentes soluciones concentradas que pueden resultar tóxicas.

•    En fábricas: es importante evitar el contacto con metales pesados, gases peligrosos y la exposición a ruidos elevados o de bajas frecuencias.

•    En hospitales: intensificá las medidas preventivas regulares y evitá más que nunca el contacto con agentes patógenos, sustancias peligrosas o radiación.

•    Quienes trabajen en contacto con carnes crudas: corren el riesgo de contagio de enfermedades parasitarias como la toxoplasmosis.

•    En las escuelas: al estar en contacto con niños, estás expuesta a infecciones comunes en la infancia como la varicela, la quinta enfermedad o la rubéola, que resulta particularmente peligrosa para las embarazadas. Tenés que estar especialmente atenta en caso de no haber pasado la enfermedad.

•    Al trabajar con plantas, cultivos o animales: evitá el contacto con los tóxicos utilizados para fumigar y los excrementos.

Durante el embarazo, en cualquier trabajo es importante disminuir los grandes esfuerzos físicos, las posturas forzadas y no exponerse a vibraciones ó golpes violentos; evitar los trabajos nocturnos que aumentan el estrés, las temperaturas extremas ó cambios bruscos de temperatura.

Algunas medidas preventivas generales importantes durante el embarazo son ventilar los espacios y lavarse las manos con frecuencia. Al manipular sustancias, usá guantes, máscaras respiratorias y demás elementos del equipamiento de seguridad recomendado.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA