A limpiar que viene un bebé

¿Estás embarazada y todo el tiempo querés limpiar la casa? Quizás estés experimentando el "Síndrome del nido"

Ana está embaraza hace ocho meses. Hace mucho tiempo que viene esperando a Agustina, y en estas últimas semanas en casa no quiere dejar ningún detalle librado al azar. Pero hay algo que la preocupa más que todo lo demás: constantemente quiere limpiar y ordenar la casa, hasta los rincones que sabe que nadie usa y por los que su beba no andará. Incluso en las noches de insomnio se levanta de la cama y cambia de lugar las cosas para que queden más perfectas que antes. Ana tiene el “síndrome del nido”.


¿Qué es el síndrome del nido?


El síndrome del nido consiste en la compulsión de la embarazada por limpiar y ordenar la casa. Surge por la ansiedad normal que implica todo parto, y por el deseo de la madre de querer el mejor ambiente para su nuevo bebé y su familia. Además, también influye el anhelo de que los familiares y las visitas reconozcan el esfuerzo de la madre por tener un hogar en perfectas condiciones.

El síndrome del nido afecta a muchas embarazadas, sin importar su personalidad: tanto a las interesadas por el orden como a aquellas a las que no les importa vivir en el desorden; tanto a las relajadas como a las más ansiosas. Por lo tanto, no hay que desesperarse, ya que es algo normal durante el embarazo, pero sí hay que tomar ciertas precauciones.


Cuando el síndrome del nido se vuelve un problema


En sí mismo, el síndrome del nido no acarrea ningún motivo para que la embarazada se preocupe. Sin embargo, puede transformarse en un problema cuando la madre se entrega a la compulsión por limpiar sin tomar recaudos respecto a su físico.

En la última etapa del embarazo es muy importante que la mujer descanse adecuadamente y no se sobreexija. El cuerpo de la embarazada necesita renovar energías, sobre todo, porque el momento del parto se acerca y la mujer nunca sabe cuando va a llegar. Al momento del parto la embarazada necesitará de sus energías para controlar el nacimiento y reducir el umbral de dolor.  

El descanso también es un factor muy importante para reducir el stress durante el embarazo. Y este es un punto muy importante, ya que el nacimiento del bebé se puede adelantar cuando la mujer se encuentra muy nerviosa.

Por lo tanto, es necesario que la embarazada se tome las cosas con calma cuando se avecina el síndrome del nido. Por eso, es bueno seguir algunos consejos:

-    Si el deseo de ordenar y limpiar sobreviene en momentos de descanso, es mejor intentar relajarse y pensar en otra cosa. Leer, escuchar música o ver alguna película pueden servir para distraerse.

-    Es positivo pedir ayuda a la pareja. Si colabora con la tarea, entonces es muy probable que la embarazada no se canse en exceso.

-    Al ordenar y limpiar durante el embarazo, hay que evitar los riesgos. Algunos de ellos son: utilizar sustancias tóxicas (como la lavandina), realizar movimientos bruscos y levantar objetos muy pesados.


El síndrome del nido sobreviene en un momento muy importante del embarazo, que son las últimas semanas. Por eso, es bueno tomar las precauciones necesarias para que el deseo de pulcritud no se convierta en un factor de riesgo.


Fuentes:


NetDoctor.

About.com.

Babycenter.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA