El mejor regalo de Navidad

El mes pasado visitamos la Maternidad Sardá y entragamos las donaciones. ¡Gracias por tu  ayuda!

Es viernes a la tarde, en vísperas de Navidad, y en la Maternidad Sardá las voluntarias caminan por los pasillos con sus delantales rosas. Algunas están de vacaciones, pero siempre va a haber una de ellas dispuesta a escuchar a una madre,  asistir a un parto o cubrir alguna necesidad material básica de las mamás. La solidaridad no tiene descanso.

Hoy las voluntarias están contentas. Acaban de llegar, justo para las fiestas, las donaciones que se juntaron a través de Club de las Embarazadas. Hay sillas reclinables, ropa para los bebés y las mamás, juguetitos para los hermanitos, pañales y regalitos sorpresa que donaron las distintas empresas que acompañan al Club. Pero sobre todo está la ayuda de las mamás, que conocen la ilusión que genera la llegada de un hijo, las ganas de verlo sano y de que todo salga como fue planeado. Y que también saben que no siempre se logra, y que algunas mamás tienen que esperar para volver a casa ya que  sus hijos necesitan asistencia médica.

Las voluntarias no son las únicas que están contentas. También las mamás que por estos días están acompañando a sus bebés en la Maternidad sonríen. Porque ahora pueden dar de amamantar a sus hijos cómodamente en las sillas reclinables, especialmente diseñadas para el contacto piel a piel. O porque recibieron la ropita que tanto necesitaban. O porque ven al hermanito del bebé divertirse con un juguete.

Este momento de felicidad lo comparten todos los profesionales de Sardá: médicos, enfermeras, psicólogos, el capellán y las asistentes sociales. Todos ellos viven el día a día con las mamás, conocen sus problemas, sus angustias y necesidades y aprecian la ayuda, porque saben que a pesar sus grandes capacidades como profesionales siempre viene bien una mano para que las familias estén un poco mejor.  

Todos los que hacemos Club de las Embarazadas estamos felices  Porque sin la ayuda y la solidaridad de las mamás y abuelas que siempre nos acompañan no podríamos haber hecho nada.  Por eso te decimos GRACIAS  en nombre del Club, el personal de la Maternidad Sardá, las voluntarias y las mamás que dieron a luz en estas semanas, por haberte sumado a la campaña y por tus donaciones que permitieron que tuvieran una muy feliz Navidad. El  Club de las embarazadas es el lugar de encuentro para las mamás en la web y en la vida real somos mujeres y mamás que acompañamos y ayudamos a las mamás que más nos necesitan. Gracias por formar parte.

 

Agradecimiendo del Servicio de Voluntarias de la Maternidad Sardá:

El Servicio de Voluntarias de la Maternidad Sardá agradece la extraordinaria donación hecha por el Club de Embarazadas.

Hemos podido apreciar, la dedicación, el esmero y el trabajo puesto por cada uno de ustedes.

Queremos agradecerles también el amor con que se ha confeccionado cada prenda.

Toda la comunidad de la Maternidad está agradecida por este hecho, ya que no hay tanta gente que ponga, como lo hemos apreciado, el corazón para ayudar a nuestra obra.

Desde ya estamos a sus órdenes.

SERVICIO DE VOLUNTARIAS PARA LA MATERNIDAD SARDÁ


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA