El reposo durante el embarazo: ¿cómo entretenerte?

¿Te recomendaron reposo y te aburrís? Acá van algunas ideas para pasar el rato.

Existen diferentes tipos de recomendaciones sobre el reposo durante el embarazo que deberás realizar, por lo que es importante despejar con tu médico las dudas acerca de las actividades que podés hacer. El reposo puede ser absoluto -donde la embarazada sólo se mueve de la cama para ir al baño- o sólo una recomendación de llevar una vida más tranquila y sin grandes esfuerzos, como por ejemplo hacer las compras o cuidar a los nenes.

Centro de entretenimiento en la habitación

Luego de haber consultado con tu médico qué actividades podés realizar, podrás planificar tus días. Si tu trabajo se puede hacer remoto y no implica una carga de stress, podrás tomar los recaudos necesarios con tu empleador para poder seguir cumpliendo tus funciones, aunque con una carga menor de horas durante el embarazo. En estos casos, la notebook puede servir –gracias a Internet- no solo como herramienta de trabajo, sino también como una gran fuente de información para conocer a tu bebé, estar conectada con tus seres queridos y nutrirte de la experiencia de otras mamás que pasaron por la misma situación.

En la habitación, lo ideal es tener un televisor y un reproductor de DVD, donde puedas ver no sólo películas, sino también documentales sobre maternidad. En caso de que seas amante de la lectura podrás leer todos aquellos libros que tenías pendiente de leer. En cambio, si te gusta escribir podrás llevar a lo largo del embarazo un diario o un blog con la experiencia de esperar a tu bebé día a día en reposo.

Obviamente, que estés en reposo no significa que no puedas recibir visitas. Seguramente siempre habrá un amigo o un familiar dispuesto a visitarte y compartir una tarde amena. Además, se puede aprovechar ese tiempo para que la abuela o la mamá te enseñen el difícil arte del tejido con dos agujas o crochet, de modo que puedas tejerle ropita al bebé.

Tareas del hogar y el cuidado de los hijos

Aunque tengas o no hijos, si debés hacer reposo en el embarazo, deberás organizarte para que un familiar o una empleada de confianza se encargue de realizar los quehaceres del hogar. Para no sobrecargar a una persona, se pueden organizar para que varios familiares o amigos se vayan rotando en la semana.

Si tenés chicos, es recomendable explicarles que no tenés una enfermedad, que en realidad debés realizar reposo para cuidar el embarazo y al hermanito hasta que nazca. Esto les dará confianza y seguridad de que el embarazo puede llegar a buen término. Además, los chicos pueden compartir tiempo con vos, mirando películas, conociendo al bebé y realizando juegos de manualidades como dibujar, recortar y pintar.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA