La limpieza de los genitales del bebé

Un aspecto importante de la higiene se relaciona con el cambio de pañales: ¿sabés cómo hacerlo?

En los primeros dos años de vida de tu bebé, el cambio de pañal es una de las actividades que vas a realizar con más frecuencia. Te damos por ello algunos consejos que pueden ayudarte en esta tarea, ya que la limpieza de los genitales en varones y niñas es diferente.

Los materiales necesarios en ambos casos son:

  • Toallitas higiénicas sin perfume
  • Oleo calcáreo y algodón
  • Toalla suave
  • Crema para las paspaduras en caso de que el médico lo indique.
  • Pañales
  • Cambiador

En los varones:

Desprender el pañal teniendo en cuenta que en muchos casos los niños tienden a orinar una vez que se los quitamos. Para evitar accidentes es bueno desprenderlo y dejarlo tapando su pene durante unos segundos para después proceder a la limpieza.  Retiramos entonces con el propio pañal la caca y lo dejamos doblado sobre sí mismo.

Limpiamos entonces con toallitas húmedas u óleo calcáreo y algodón la zona abdominal, la base del pene, la cola y con especial cuidado los pliegues de su piel, ya que allí pueden quedar restos que luego lo irriten. No es necesario correr el prepucio para limpiarlo ya que esto podemos hacerlo durante el baño.

En las niñas:

Desprendemos el pañal, quitamos con él la caca y luego procedemos a la limpieza de la zona abdominal y los pliegues de sus piernas. Cuando vamos a limpiar su vagina es fundamental hacerlo de adelante hacia atrás, es decir, desde la vagina hacia el ano ya que la dirección contraria puede llevar bacterias de la caca hacia su vagina. Hay que limpiar solamente la parte exterior teniendo especial cuidado de que no le quede óleo calcáreo en sus labios menores u otra parte interior de la vagina.

En ambos casos:

Cuanto más pequeños son los bebés, más veces necesitarán cambio de pañal partiendo de un promedio de 8 veces en los recién nacidos. Es muy frecuente que hagan caca o pis en cuanto hayan tomado teta o la comida correspondiente. Un buen momento para cambiarlos entonces es este. Siempre que le cambies el pañal, pero especialmente si su piel está irritada es conveniente que lo dejes al aire durante algunos momentos. No solo significará un momento placentero para tu bebé que disfruta de estar desnudo sino que también permitirá airear esta zona de la piel que en general se encuentra tapada.

¿Todo listo? Entonces a disfrutar tanto vos como el papá de este momento que sin dudas se convertirán en expertos, cada uno con su técnica.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA