¿Qué se siente cuando el bebé se mueve?

Muchas embarazadas se impacientan cuando no sienten los movimientos del bebé en la panza. Sin embargo, estos movimientos tardan en aparecer. ¿Qué suele sentirse en cada etapa del embarazo? Aquí contestamos esta y otras preguntas.

“Mirá, está pateando, tocá acá”

¿Quién que haya vivido cerca de una futura madre no escuchó estas palabras? Es muy común que durante los embarazos las mujeres traten de compartir con las personas que las rodean los movimientos que realizan sus bebés dentro de la panza. Tan común, que muchas mujeres que están viviendo su primer embarazo se preocupan prematuramente cuando no sienten al bebé en el útero. Es que para muchas madres sentir el movimiento del bebé es una garantía de que su hijo está sano. Pero, ¿qué movimientos podemos esperar del bebé en cada etapa?

 

Los primeros movimientos

 

Algunas embarazadas comienzan a sentir los movimientos del bebé en la semana 14 de embarazo. Sin embargo, aquellas madres que están viviendo su primer embarazo suelen sentir los movimientos del bebé recién entre las semanas 18 a 20. Por un lado, no los sienten porque las paredes del útero son menos laxas que las de una mujer que tuvo un embarazo. Por otro lado, puede ser que sienta los movimientos pero que no los distinga de otro tipo de sensaciones. Por ejemplo, muchas madres primerizas confunden los primeros movimientos del bebé con gases.

Durante esta primera etapa, muchas embarazadas describen que sienten “movimientos de alas” en su interior. Es más fácil sentirlos en los momentos de relajación, previamente al sueño y también después de las comidas.

 

Los movimientos a medida que continúa el embarazo

 

Mientras vaya progresando el embarazo, los movimientos del bebé van a empezar a ser más intensos. Luego de los primeros signos de actividad, el bebé comenzará a patear y dar vueltas. Sin embargo, en un primer momento hay una gran cantidad de movimientos que la madre no puede percibir, por lo que será normal si no puede sentir a su bebé todos los días.

A medida que se desarrolla el oído del bebé, también reaccionará ante diferentes sonidos. Luego de la semana 24, las madres podrán sentir algunos saltos cuando surgen ruidos repentinos en el ambiente. También a partir de esta etapa el bebé empieza a moverse al ritmo de la voz de su madre.

Sobre el final del embarazo el bebé ya no tiene mucho espacio para moverse en el útero. Por eso, la madre empieza a sentir movimientos más definidos: puede sentir, por ejemplo, cómo mueve la cabeza cuando se chupa el dedo o cómo cambia de posición dentro de la panza.

En las últimas semanas, sin embargo, el bebé se mueve mucho menos, ya que también crece en menor medida que en las otras etapas del embarazo. Esto no debe ser motivo de alarma para la madre. Lo más normal sobre el final del embarazo es sentir la cabeza del bebé presionando contra el piso pélvico.

 

¿Qué pasa si el bebé no se mueve?

 

Muchas veces la actividad que realiza la embarazada no le permite percibir los movimientos de su hijo en el útero. Cuando se dan cuenta de que hace mucho que no sienten al bebé, suelen alarmarse. Por eso, es bueno que se relajen, ya que de esta manera es más fácil sentir al bebé. También pueden poner música cerca de su panza o comer, ya que los bebés suelen reaccionar ante estos estímulos. Si el tiempo durante el que no puede percibir los movimientos del bebé es prolongado, lo más conveniente es que la madre llame y consulte a su médico.

 

Fuentes: Babycenter, Fetal Movements.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA