Cómo elegir una guardería

Muchas mamás trabajan y necesitan una guardería: ¿cómo encontrar una que te deje tranquila?

Hoy en día es difícil que lo que sólo un miembro de la pareja sea el sostén económico del hogar. Cuando los dos padres trabajan se plantea el dilema de dónde dejar a los hijos. Las guarderías y los jardines de infantes suelen ser una buena opción.

Existen algunas ventajas en las guarderías: las actividades suelen estar planeadas para que los bebés no sólo jueguen sino que también aprendan; además, los bebés aprenden a socializar con otros de su misma edad y, por último, son instituciones más fiables que una niñera, por ejemplo, ya que las guarderías no dependen de una sola persona que puede enfermarse y no podría cuidar al bebé por algunos días.

Las desventajas, de todas maneras, son que el bebé no recibe una atención personalizada y que puede estar más expuesto a enfermedades contagiosas. Todo esto debe ser evaluada a la hora de decidir con quién dejar al bebé.

Cómo elegir la guardería

A la hora de elegir la guardería para el bebé también se plantean problemas. ¿Cuáles son los lugares adecuados para dejar al bebé? Aquí hay una guía para que los padres puedan elegir el lugar más conveniente:

Hacer una lista de los posibles lugares: Conviene empezar evaluando cuáles son los lugares que están a disposición para el cuidado del bebé según la zona geográfica, las posibilidades económicas, las recomendaciones de amigos, etc.

Investigación: no hay que tener miedo a este término. La investigación sólo consiste en llamar a los lugares y preguntarles acerca de sus requerimientos para ingresar a un bebé, los profesionales que tiene a su disposición, la formación académica que exige para esos profesionales, las actividades que se realizan en el lugar, etc.

Visita: es bueno visitar la guardería antes de elegirla. ¿Es un lugar limpio? ¿Los bebés parecen contentos allí? Es conveniente llevar también al bebé para ver cómo reacciona ante el lugar.

Consulta con otros padres: es conveniente, una vez que la lista de lugares posibles se ha reducido a unas pocas guarderías, consultar con los padres que tienen o han tenido hijos que fueran allí. Es bueno saber si están contentos con la calidad de los profesionales y con el trato que tuvieron sus bebés.

Elementos a tener en cuenta

Posiblemente los padres primerizos no sepan qué es lo que hay que tener en cuenta cuando se visitan las posibles guarderías para sus bebés. Algunos puntos importantes son:

Higiene: el lugar debe tener salas, cocina y baños bien limpios, iluminados y ventilados. Esto hace que las posibilidades de contagio de las enfermedades en el bebé disminuyan.

Profesionales por cada bebé: no debe haber más bebés que los que un profesional pueda cuidar sin distraerse. Los centros de mejor calidad suelen tener 1 profesional por cada 3 bebés de 1 a 12 meses, y 1 profesional por cada 4 bebés de 13 a 30 meses.

Capacitación: es conveniente averiguar si los profesionales de la guardería cuentan con estudios en materia de cuidado de niños.

Reglas firmes: los bebés también tendrán que aprender ciertas reglas de disciplina. Por eso conviene averiguar si tienen rutinas que los bebés deben seguir (por ejemplo, horarios a los que hay que dormir la siesta o comer) o actividades que los bebés deben cumplir. También hay que evaluar el rigor con el que hacen cumplir a los padres los horarios para dejar y buscar a sus hijos. Además, es conveniente que existan algunos requerimientos de salud: por ejemplo, que todos los bebés tengan vacunas aplicadas.

Licencia: es conveniente averiguar si el establecimiento cuenta con las licencias exigidas por las provincias y el Estado.

 

Fuentes: The New Parent´s Guide, Love to know.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA