Hablar del divorcio con los chicos

El divorcio es una experiencia muy dura. ¿Cómo hacer para que los más chicos sufran menos?

Aunque tener un hijo es una experiencia maravillosa para vivir en pareja, muchas veces la convivencia, los conflictos personales y otros problemas pueden conducir a una separación, y nos preocupa cómo puedan sobrellevarlo los chicos.

La separación o el divorcio es hoy parte de la vida cotidiana de muchas familias. Que los padres se separen no significa desde ningún punto de vista que la felicidad, el bienestar o el desarrollo saludable de los hijos pueda estar en jaque: las familias pueden ser muy felices aún con padres divorciados. Es importante considerar que a veces una separación es la decisión más saludable para asegurar el bienestar emocional de todos los involucrados, seguir en pareja cuando una o ambas partes prefieren la separación puede ser contraproducente.

Lo ideal es hablar con los chicos de una manera clara y positiva, que les permita entender la nueva etapa que la familia va a encarar y adaptarse a la situación de la mejor forma posible.

Algunos consejos sugieren:

  • hablar en forma clara de lo que está pasando, a qué se debe la separación y qué pasara de ahora en adelante.
  • explicar sin echar culpas los motivos del divorcio y hacer comprender que es lo mejor para la familia.
  • consolidar el lazo de cariño, demostrar amor, afecto y explicar que la nueva situación no cambia el cariño de los padres por ellos.
  • mantener una perspectiva positiva. Aunque el divorcio no es una buena noticia, no hay por qué verlo de una forma negativa o sin pensar en un horizonte de felicidad.
  • respetar las rutinas, para que los chicos se sientan contenidos y no sufran los cambios.
  • facilitar las tareas y los vínculos entre ambos padres, para permitir que los chicos puedan disfrutar de la compañía de ambos y repartir las tareas de manera equitativa.

Hablar, entender y acompañar a los chicos durante esta etapa es fundamental para que la atraviesen de la forma menos traumática posible.  Estimular los lazos de afecto entre todos los miembros de la familia es muy importante.

¿Viviste una experiencia así? ¿Cómo la superaste?


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA