Masajes para la digestión del bebé

¿El bebé está molesto? Quizás son cólicos. Con unos masajes podés ayudarlo.

El bebé se adapta a una alimentación diferente en distintas etapas de sus primeros meses de vida. Ante estos cambios, su pequeño sistema digestivo puede provocar estreñimiento o cólicos. Para ayudarlo, a superar estas molestias podés brindarles masajes.

Los masajes en el bebé producen varios beneficios, incluido el de ayudarlo con la digestión, tanto si presenta o no algún malestar. El beneficio es tanto psicológico como físico. Esto se debe a que las molestias digestivas como el cólico no le proporcionan dolor pero si un gran nerviosismo. ¿Qué podés hacer?:

  • Para el estreñimiento: primero hay que colocarse un poco de aceite o crema hidratante en las manos. Luego, colocar al bebé boca arriba en la cama o en el cambiador de pañales, deslizar las manos suavemente por la panza como si fueran dos palas, de arriba hacia abajo, evitando ejercer mucha presión. Este masaje favorece el tracto intestinal.
  • Para ayudar a expulsar los gases: “Caminar” la panza con la punta de los dedos, de arriba hacia abajo y viceversa. También podés hacer círculos, de derecha a izquierda para seguir el curso natural de los alimentos.
  • Otros masajes: Especialmente para los cólicos y para ayudar a la expulsión de los gases, podés doblar las piernas del bebé y presionar muy poco hacía el vientre. Mantener la posición unos 6 segundos y relajar. Por último, aplicar un suave masaje en sus piernas para relajarlas.
  • Para ambientar el lugar: tiene que ser en un cuarto con temperatura agradable y que no haya corriente de aire. Durante el masaje no hay que dejar de hablarle cariñosamente al bebé.
  • Hay que empezar los masajes cuando te sientas relajada y el bebé está tranquilo. Es preferible que, si el papá recién volvió del trabajo, primero descanse antes de realizarlos.
  • Procurar que los masajes sean largos y firmes, pero evitando ejercer cualquier tipo de presión en la panza.
  • Como loción hidratante, también se puede utilizar aceite de almendras o bien algún aceite de aromaterapia que esté indicado para bebés.

El contacto de piel a piel es el mejor alivio para el bebé, por lo que el masaje es un buen remedio para aliviar sus molestias, ¿alguna vez utilizaste esta solución que tenés en tus manos con tu bebé? ¡Contános!


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA