Prevención de accidentes en la cocina

El bebé camina y hay nuevos riesgos: ¿cómo los evitás?

Desde que el bebé empieza a caminar, los riesgos de que sufra un accidente en la casa aumentan. Pero esto no te lo decimos para alarmarte, sino que tiene que servir para que seas precavida. Los accidentes se pueden prevenir, y cuanta más información tengas más vas a poder evitar situaciones de riesgo para tu bebé.

Esta vez vamos a centrarnos en los accidentes en la cocina. Las principales amenazas son:

  • Los frascos de vidrio, cuchillos, sartenes o cacerolas con mango; comidas y líquidos calientes; y cualquier otro objeto que nuestro bebé pueda alcanzar y que pueda lastimarlo.
  • Los artefactos eléctricos, como los electrodomésticos o los microondas.
  • El horno, ya sea por sus perillas o porque este caliente.
  • Los productos tóxicos como el detergente, la lavandina, etc.

 

Ante estos riesgos, ¿qué tenés que hacer?

1)      Hacé una revisión de toda la cocina. No dejes al alcance del bebé ningún elemento que al ser manipulado por el bebé lo pueda lastimar. Poné trabas en los cajones y guardá alejados los frascos, cuchillos, etc.

2)      Siempre que cocines, hacelo en las hornallas del fondo. No dejes que el bebé se acerque al horno cuando lo estás usando.

3)      Cerrá siempre las llaves de gas.

4)      Poné disyuntores para evitar las descargas eléctricas.

5)      Poné bajo llave o bien alto los envases de productos tóxicos.

6)      Evitá que la cocina sea una zona en donde el bebé pase tiempo. A pesar de que sea cómodo a veces, es mejor que el bebé no juegue en la cocina.

 

Con estas prevenciones reducís el riesgo de accidentes en la cocina ¡No esperes para implementarlas!

 

Fuente: Sociedad Argentina de Pediatría.


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA