Sentarse: el paso previo a gatear

Gatear es muy importante, pero antes llega otro hito: ¡el bebé se sienta solo!

Todas las madres se emocionan cuando ven a su bebé gatear o caminar por primera vez. Para que eso ocurra, hay un momento previo por el que todo bebé debe pasar: el aprender a sentarse solo. Esto ocurre cuando, una vez que los músculos de su cuello y espalda ya están lo suficientemente desarrollados como para mantenerlo derecho, el bebé descubre cómo acomodar sus pies para no caerse al frente o a los costados.

Este acontecimiento suele darse entre los 4 y 7 meses de vida del bebé. Ocurre casi al mismo tiempo que aprende a mantener la cabeza alzada y a girar. La mayoría de los bebés pueden sentarse derechos sin ayuda cuando llegan a los 8 meses de vida.

El bebé va aprendiendo a sentarse solo de a poco. Primero empieza a controlar su cabeza a medida que se refuerzan los músculos del cuello, a partir de los 4 meses. Luego descubre cómo impulsarse con sus brazos para despegar el pecho del suelo. Ya a los 5 meses, los bebés suelen tener la habilidad de sentarse sin ayuda durante un tiempo breve. Para colaborar con su desarrollo, las madres pueden permanecer atentas al bebé cuando empieza esta etapa, para sostenerlo cuando está por caer o para poner almohadones a los costados del pequeño, de modo que no sienta el golpe si se cae.

Más tarde, el bebé aprende a inclinarse hacia adelante apoyando sus brazos, con lo que logra mantener el equilibrio mientras está sentado. Poco tiempo después, ya podrá sentarse sin ayuda de los mayores y sin usar las manos, gracias a lo cual podrá mover su cuerpo para alcanzar objetos. Cuando esta instancia llega, la madre puede ponerle juguetes a cierta distancia, para que llamen la atención del bebé. De esta manera, el pequeño querrá alcanzarlos, lo que lo impulsará a intentar moverse.

Lo que viene después de aprender a sentarse es conocido: el bebé descubrirá cómo apoyarse en sus rodillas y brazos, y poco tiempo más tarde empezará a gatear. Por lo tanto, el sentarse solo es uno de los hitos que debemos celebrar con nuestro bebé, ya que le permitirá, en un futuro muy próximo, moverse por sí mismo.


Fuentes:Babycenter y Baby.com


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA