¿Bebés con pie plano?

El pie plano se diagnostica recién a los 2 o 3 años

Dentro del mundo de la maternidad es común oír hablar de "Pie plano" y sus eventuales soluciones. Sin embargo, no son muchas las mamás que saben realmente de que se trata esta afección. Por eso, hoy vamos a contarles qué es, a qué se debe y cómo se debe proceder ante la sospecha de un posible caso.

Para empezar a hablar del tema, lo primero a lo que debemos responder es ¿A qué se llama "Pie plano"? Se denomina así a la falta total o parcial del arco del pie. Al nacer, todos los bebés carecen de este arco en sus piecitos, por lo que habrá que ser pacientes y esperar a que el niño crezca para determinar si realmente existe el problema ¿Entonces a qué edad puede diagnosticarse? A partir de los 2 o 3 años de edad el pie debería cambiar de anatomía y tomar su forma definitiva, recién entonces sería prudente realizar una consulta con el médico.

Se estima que un cuarto de la población mundial presenta algún tipo de anomalía en el desarrollo del arco de uno o ambos pies ¿A qué se debe esta malformación? El origen del problema está en el desarrollo de los músculos, tendones, ligamentos y huesos.

Si bien el pie plano se aprecia a simple vista, es importante que los padres estén atentos a cualquier cambio en la forma de andar de sus hijos ¿Puedo estimular la formación del arco del pie de mi hijo? Claro, algunas actividades como caminar descalzo por arena, o andar en puntas de pie ayudan a niños con pie plano a mejorar el cuadro. Por supuesto que el médico será quién mejor asesore sobre los ejercicios y calzados más convenientes para la situación.

Si tu hijo tiene pie plano contános tu experiencia ¿Cómo lo diagnosticaron? ¿Siguen un tratamiento? 


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA