De viaje con chicos

Viajar con los chicos no es fácil, pero tampoco imposible. Acá van algunos consejos, ¡lo vas a disfrutar!

Cualquiera que tenga -o haya tenido- un bebé lo sabe: la vida cambia. Aun así, no hay que renunciar a todo lo que hacíamos antes de su llegada. Por ejemplo, viajar. No hay normas escritas, porque cada bebé, como cada persona, es único, y nadie lo conoce mejor que sus padres. Pero sí puede haber algunas pautas que nos faciliten viajar con los más chicos.

¿Se debe considerar la edad del niño para un viaje?

La decisión de realizar un viaje debería basarse, entre otras cosas, en la edad de nuestros hijos. No se recomienda viajar con niños menores de un mes, ya que se encuentran en la etapa neonatal y todavía son muy delicados. En esos casos, lo que se recomienda es mantenerlos en casa y sacarlos exclusivamente a lugares cercanos y necesarios (casas de familiares, médico, etc.).

¿Por qué medio de transporte debemos viajar?

Una de las cosas a tener en cuenta cuando elegís un destino para tus vacaciones familiares es el medio de transporte: auto, avión, barco o tren en algunas ocasiones.

Por lo general, el auto es la mejor opción. Aunque el destino seguramente será menos original y arriesgado, la ventaja es que podés llenar el auto con todo lo que necesites. Si el bebé o los niños lloran o tienen hambre podés improvisar una paradita. Asimismo, viajando en auto, si alguno de los más chicos se siente mal,  la cancelación o retraso del viaje es más posible sin ningún problema ni consecuencia económica.

RECOMENDACIONES BÁSICAS QUE SE APLICAN A CUALQUIER TIPO DE VIAJE:

Iniciar el viaje temprano para que permita que los niños duerman durante unas horas sin que se altere su horario.

Qué llevar en un viaje con niños:

-Juguetes, libros y otras cosas favoritas: Es importante, si van a viajar por muchas horas, que se combata el aburrimiento. Por eso es esencial empacar juguetes, libros para colorear, etc.

Ropa cómoda: Una ropa cómoda es indispensable a la hora de viajar.  Aparte, también será de gran ayuda en aquellos momentos que hagas paradas para ir al baño o cuando necesites hacer cambio de pañales.

Toallitas húmedas y pañales: Son necesarias para cualquier viaje. Estas te resolverán muchos de tus problemas, que van desde un pegote en las manos hasta en el cambio de pañales. Con respecto a los pañales, hay que sacar la cuenta de cuántos días estarán de viaje y sobre esa base llevar la cantidad de pañales necesaria, para evitar así cualquier emergencia y no gastar de más en el destino.

-Medicinas: No olvides empacar una valijita de primeros auxilios con lo más básico. Como curitas, alcohol y medicinas para dolores comunes.

¿Quién se anima, entonces, a viajar con los más chicos sin volverse locas?



Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA