Escritas para los hijos, cantadas por los padres

¿Alguna vez te emocionaste con una canción que por tu situación sentías que te hablaba directamente? Ahora que estás embarazada o ya tuviste un hijo, te presentamos canciones con las que te podés identificar.

Miedos, preocupaciones, alegría, paz, ansiedad… son muchas, y a veces muy contradictorias, las emociones que produce un embarazo o el nacimiento de un hijo. Y a veces estos sentimientos son tan complejos que es difícil compartirlos con otras personas, porque son nuevos, son intensos y no son simples de expresar. Uno de los modos de comunicación más efectivo que existe entre las personas es la música. Muchos artistas musicales pasaron por estas situaciones que las madres y los padres viven. Por eso, en esta nota ofrecemos un pequeño catálogo de canciones que tratan sobre los hijos, para que los que viven este momento tan especial puedan sentirse reflejados y acompañados, y también para que se emocionen con sus palabras y sus melodías.

Rockeros, esos tipos… ¿duros?

Lejos del estereotipo de personajes rebeldes que llevan una vida desenfrenada, algunos músicos de rock supieron plasmar en canciones su amor y ternura por esas pequeñas e indefensas criaturas recién nacidas. Entre los argentinos, quizá uno de los que más se dedicó a escribir temas sobre los hijos fue Luis Alberto Spinetta.

Ya en su primer disco con el grupo Almendra –reconocido popularmente por el hit “Muchacha (ojos de papel)-, Spinetta cantaba sobre el sueño de un pequeño en “Plegaria para un niño dormido”:

Que nadie, nadie, despierte al niño
déjenlo que siga soñando felicidad
destruyendo trapos de lustrar
alejándose de la maldad”
.

Recomendamos esta canción no sólo por sus palabras sino por su melodía, lenta y suave. También de Spinetta podemos rescatar canciones como “Todas las hojas son del viento”, donde canta a los padres (“Cuida bien al niño/ Cuida bien su mente/ Dale el sol de Enero/Dale un vientre blanco /Dale tibia leche de tu cuerpo”) y “Canción para los días de la vida”.

Seguramente, alguna vez durante tu embarazo sentiste miedo por tu hijo: ¿nacerá bien? ¿crecerá sano, será fuerte? Estos son miedos por los que todos pasamos. Sobre ellos, y sobre la felicidad ver al hijo presente, canta Andrés Ciro en “Canción de cuna”, tema del grupo Los piojos:


“Sabes quién temblaba, cuando ibas a nacer
Sabes que pensé, que por ahí no ibas a poder
Sabes quién te puso en el pecho de mama, oh
(…)
Nunca nadie me dio tanta luz
Para nadie fui tan importante
Nunca quise ver tan lejos al dolor
Con verte crecer tengo bastante”

Como su título lo dice, este tema recuerda a las clásicas canciones de cuna. Quizá sea este el motivo por el cual hoy se escuche en muchas guarderías.


Ritmos latinos


Entre el rock y la canción latina se encuentra un hit que sonó mucho en las radios hace pocos años: “Vos sabés”. Este tema, de Los Fabulosos Cadillacs, fue escrito por el cantante Vicentico cuando nació el hijo que tuvo con la actriz Valeria Bertuccelli. Por su ritmo, quizá no sea el más conveniente para que escuchen los bebés, pero los padres y madres pueden sentirse identificados con la letra:


“Los observo, mientras tu madre te mese
Y me hace sentir fuerte mirarte crecer
(…)

Cuando el doctor dijo -Señor, lo felicito es un varón-
Como poder explicarte?
Como poder explicartelo?
El amor de un padre a un hijo, no se puede comparar

Es mucho más que todo, oh si vos sabes."


También latinoamericano, pero en este caso proveniente de Brasil, es el ritmo de la bossa nova escrita por Caetano Veloso, “O Leãozinho”. Esta canción la escribió Caetano para su hijo Moreno. Su título, “El Leoncito”, se refiere al signo zodíaco de Moreno, Leo:


“Para alegrar, leoncito,
a mi corazón tan solo
basta que te encuentre en mi camino”


Caetano incluso se dio el gusto de tocar con Moreno en algunos discos y varias giras.


Desde la madre patria

Para terminar, seleccionamos dos canciones de artistas españoles. La primera es un clásico que canta Joan Manuel Serrat: “Esos locos bajitos”. Es una reflexión sobre la educación de los hijos, y de cómo finalmente debemos dejarlos vivir su vida:


Nada ni nadie puede impedir que sufran,
que las agujas avancen en el reloj,
que decidan por ellos, que se equivoquen,
que crezcan y que un día
nos digan adiós.”

La última canción que seleccionamos es de la cantante Kesia. Está narrada desde el punto de vista de un bebé que nace. Además, como fue escrito por una mujer, su temática está más cerca de la visión que tienen las embarazadas sobre el momento del parto:

“Contracciones de amor
van y vienen de ti
por dentro y por fuera
de repente los latidos se aceleran
empiezo a sentir que es algo especial
la bolsa parece papel celofán
se rompe a la vez que veo escapar
el mar que en tu vientre me hacía flotar
no sé si será esta vez la última o la primera
solo sé que hay olor a primavera...

(…)

Después de salir, me dejan sobre ti
me hacen llorar, te veo sonreir
y sé que esto es algo que nunca
nunca jamás
nunca jamás volveré a repetir...


Compartí este artículo

¿Tenés una duda médica?

Consultá a un especialista. Podés hacerlo ahora mismo desde el Club.

CONSULTÁ A UN ESPECIALISTA